Los juegos sexuales que pueden subir la temperatura en tu cama

Juegos sexuales

Es muy posible que hayas escuchado lo geniales que son los juegos sexuales para mantener esa chispa en tu relación, incluso para no aburrirte. Seguramente, algún amigo o amiga, te ha contado innumerables experiencias relacionadas con la práctica de algún juego sexual y de cómo este ha dado un giro total a su relación, llevándola a un mejor lugar.

Cuando escuchamos estas historias, morimos de ganas por tener tal experiencia, pos saber qué se siente, por atrevernos y evolucionar, dejando atrás tabúes y complejos que solo contribuyen a reprimirnos y a perdernos de vivencias tan placenteras como un buen e increíble acto sexual.

El acto sexual y los juegos sexuales

Los juegos sexuales son una parte atractiva, picaresca y ardiente del acto sexual. Aportan gran dinamismo y diversión a todo el proceso del tocamiento de cuerpos. Son considerados el preludio del acto sexual, la penetración y el orgasmo. Además, ayudan enormemente en el proceso de la lubricación y la excitación, tan importantes para el disfrute y el placer.

El acto sexual, como el conjunto de comportamientos eróticos que puedes tener con tu pareja o que puede existir entre un grupo de personas de diferente o mismo sexo, es una práctica necesaria que genera altos niveles de satisfacción personal, es la máxima expresión del instinto animal y la manifestación clara del deseo de la carne. Seguramente lo habrás podido comprobar con tu propia experiencia y si no es así, no pierdas más tiempo y lánzate.

Tabúes y falsas concepciones

En épocas pasadas el acto sexual, alejado de la función reproductora, era considerado como un pecado o algo de lo que avergonzarse. Toda práctica sexual llevada a cabo para el disfrute y el placer, era juzgada y rechazada por las masas, motivadas por la iglesia y por la teocratización de la sociedad. Esto, sin duda alguna, nos retrasó en cuanto al descubrimiento de todas las enormes potencialidades y beneficios que trae esta práctica al ser humano.

Bastante alejada de la concepción más arcaica del acto sexual, actualmente este fenómeno se ve desde diferentes ópticas las cuales aportan una gran diversidad al concepto. Esto quiere decir que la práctica sexual es determinada, percibida y realizada según las características personológicas de cada individuo y su concepción del mundo. Es por esto que no existe un patrón fijo por el cual definir una única forma de practicar sexo, a no ser que asumamos posturas algo reduccionistas, las cuales solo se centran en la penetración.

Los juegos sexuales son precisamente uno de esos elementos que logran marcar la diferencia entre cómo es concebida la relación sexual entre una pareja o grupo, de otros. Influyen en la forma, la duración, la intensidad y en el disfrute.

Los juegos sexuales en las fases de la relación sexual

Por lo general, los juegos sexuales son ubicados en la primera fase del acto sexual, conocida como los preliminares. Aunque es cierto que son muy practicados durante el momento de preparación del cuerpo para la penetración, también es concebido por muchos como el propio acto sexual, pues si se logran realizar correctamente, ni siquiera hará falta tal penetración. En este caso, la relación está más enfocada en el orgasmo que en el propio coito.

Si quieres darle un giro total a la forma en que has estado practicando el sexo, o si quieres aportar un condimento nuevo a tu relación sexual, te invitamos a probar los siguientes juegos sexuales y luego, cuando hayas tenido la experiencia, también puedes contarnos qué te parecieron y qué te aportaron. ¡Disfrútalos!

5 Juegos sexuales para darle fuego a tus sábanas

Body painting

El juego de pintarse los cuerpos ayuda mucho al reconocimiento íntegro de tu anatomía y la de tu pareja. Nno importa si llevan años juntos, la pintura te dará otra perspectiva.

Usa tus manos como pinceles e intenta cubrir todas las partes de su cuerpo, siempre dejando para el final las más obvias. Masajea lentamente y respira. También puedes ir susurrando frases cortas al oído si te apetece o simplemente pueden disfrutar del absoluto silencio, dejando que los cuerpos se comuniquen con la fricción.

Si quieres ir a un nivel superior, puedes intentar poner luces negras en la habitación y utilizar pinturas fluorescentes. La experiencia será de locos.

La bomba del tiempo

Este juego consiste en retrasar la penetración hasta el momento donde más excitación se haya alcanzado. Para esto se programa una alarma de unos 20 minutos (depende de cada pareja), durante los cuales se permitirá todo menos la penetración, que ocurrirá solo al pasar los 20 minutos. Mientras tanto, se podrán realizar caricias, masajes o mordiscos.

La estatua desnuda

El juego de la estatua es muy popular entre los niños, pero tiene una especial variación para los adultos. Este es un juego ideal para practicar entre varias personas, puede ser entre dos parejas o más que deberán estar totalmente desnudas. Consiste en que una de las parejas le pondrá a hacer determinadas posturas a la otra y viceversa. El objetivo es lograr que la otra pareja dure el menor tiempo posible en una determinada postura y que los cuerpos interactúen.

Papelitos traviesos

Este juego está especialmente diseñado para jugar en grupo, aunque también se disfruta mucho en pareja. La idea es hacer que las personas interactúen y rompan el hielo. Consiste en crear dos grupos de pequeños papeles, cada uno colocados dentro de un recipiente. El primer grupo será de partes del cuerpo y el segundo grupo será de verbos picantes como chupar, besar, morder, tocar y lamer. Los turnos serán de dos, por lo tanto, una persona cogerá un papel del primer grupo y la otra del segundo grupo, lo demás, ya seguro lo sabes.

La linterna

El objetivo de este juego es que tu pareja preste una mayor atención a las partes del cuerpo que tú quieres. Para esto deberás apagar las luces y crear luego determinados focos en diferentes zonas del cuerpo, en las que tu pareja deberá hacer aquello que tú le pidas.

Esperamos que estos juegos te ayuden a disfrutar de nuevas formas de hacer el acto sexual tan importante para nuestra salud, y que además te aporten algunas nuevas ideas. Cuéntanos cómo te fue y coméntanos ideas que se te ocurrieron.

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *