Reglas para jugar dentro de una orgía

Las formas de participar en una relación sexual o de jugar en los contextos de intercambio, son diversas. Esto sin duda alguna, da la posibilidad a toda persona de encontrar el perfil que más le satisfaga.

La orgía es una de las variantes más atractivas tanto para los más atrevidos como para los más reservados. Los primeros porque encuentran en ella una manera de experimentar vivencias diferentes al mismo tiempo y las segundas porque no se atreven, pero les gustaría.

También es cierto que el sexo en grupos de más de 5 personas no es para todo el mundo y eso debe ser respetado.

Suele suceder que las personas creen que participar en una orgía es solo entrar en ella y coger lo primero que se le presente y así ir dando tumbos, pero nada más lejos de la realidad. Como todo en el mundo swinger, existe un balance entre la libertad de elección y de placer y el respeto.

Para que este balance se cumpla es necesario conocer y cumplir con ciertas reglas que ya han sido creadas desde hace un tiempo. El cumplimiento de este protocolo contribuye a la armonía entre las parejas y a la creación de ambientes seguros.

Por esta razón, si te interesa adentrarte en el mundo swinger o si ya estás dentro pero aún no logras cogerle el ritmo a este estilo de vida, continúa leyendo nuestro artículo, y no volverás a cometer ningún error en esta aventura de las orgías.

Las orgías y cómo tener éxito dentro de ellas

La orgía es la práctica de relaciones sexuales en grupos de más de 5 personas. Por lo general, en el mundo swinger ocurre entre las propias parejas por lo que son de números pares, pero también hay otras tendencias que conciben grupos impares.

En cuanto a la forma de llegar a una orgía podemos hablar de dos tipos: está aquella que ha sido consensuada y planificada entre los participantes y está la otra con la que te encuentras.

La primera es más fácil de manejar debido a que por lo general se conoce a los participantes. A pesar de esto, las reglas siempre se plantearán en ese momento de planificación, de manera que todos lleguen al lugar acordado con claridad en cuanto al protocolo.

El segundo tipo de orgías, se da más en los clubes, villas, u otros espacios swingers. Por lo general, ocurre entre desconocidos y surge en el momento. En estos casos, es importante esclarecer mejor cuál es el protocolo a seguir.

Lo primero que hay que hacer cuando se llega a un lugar de intercambio es informarse sobre las reglas: qué se puede hacer y qué no. Cada local tiene su reglamento en cuanto a áreas, vestuario, formas de socializar, etc. Es por esto que no se debe asumir en ningún momento que se sabe todo, a pesar de ya tener experiencia en el campo.

Distribución del espacio

A parte del asesoramiento que puedes obtener por parte del personal del lugar, la distribución de las áreas donde se permiten las orgías también te puede dar alguna idea de cómo va el juego, porque debes saber que muchas parejas gustan de tener sexo en público, pero no de participar en las orgías.

Los espacios ambientados para la práctica de sexo en grupo de más de 5 personas, generalmente tienen camas gigantes de diferentes formas (especialmente redondas y rectangulares), pero cabe mencionar que una orgía puede suceder en cualquier lugar. Además, tienen otros sillones camas o sillas, para aquellas personas que solo quieren mirar o que gustan de tener sexo en este ambiente, pero no involucrarse.

¿Cómo interactuar con una pareja en el contexto de orgías?

Como comentábamos anteriormente, cada pareja buscará lo que más le apetezca, sexo en público entre ellos o sexo en público en grupo.

Si llegas antes de que se forme la orgía y quieres comenzarla tú, lo mejor es que empieces en estas camas gigantes pensadas para ello. De esta forma, el resto de las personas tendrá alguna idea de lo que quieres empezar. Enseguida verás, que llegarán algunas parejas interesadas y se irán sumando.

Por otro lado, si ya has visto alguna pareja con la que quieres empezar, siempre presta atención en dónde está ubicada esta pareja. Si están en un asiento de solo dos plazas y alejado, replantéatelo, porque puede que no quieran nada más que lo que ya están haciendo entre ellos. La apuesta más segura, son las parejas que de por sí ya se exponen en las zonas abiertas y que son accesibles a todos.

¿Qué hacer cuando ya está en marcha la orgía?

Cuando llegas al club y ya se ha creado la fiesta de los cuerpos desnudos, la mirada es algo que te ayudará a ti y a tu pareja a insertarse. Pueden mirar con deseo a cualquiera de los participantes y si le interesa a alguna pareja, los invitarán. Por otro lado, si ves que todo marcha bien con la interacción visual pero aún no ha habido una invitación, tú o tu pareja puede realizar ligeros tocamientos, de esta manera podrán comprobar si desean su participación.

Cuando ya estés en la cama, el protocolo no termina. Sucede mucho que hay parejas que están teniendo sexo en la cama o en el lugar de la orgía, pero no quieren participar. Esto, claramente tiende a confundir y no es de buen gusto que suceda, pero pasa. En estos casos, déjate llevar y con cortesía interactúa poco a poco, la pareja te dará las señales que necesitas para avanzar.

Reglas básicas dentro de una orgía

Como seguro habrás podido apreciar, cada uno de los elementos que hemos abordado en este artículo está sujeto a una gran subjetividad, porque estamos hablando de personas, de seres humanos. La diversidad de nuestra especie, hace que los fenómenos cada vez más sean difíciles de encasillar. Es por esto que lo que aquí hemos expuesto responde a una generalidad, a patrones de comportamientos, asumidos por la mayoría, por lo que puede suceder que surjan situaciones que difieran de estas, y eso no está mal siempre que funcione y no atente contra la integridad ni bienestar de ninguna persona. Tomado en cuenta estas ideas te resumimos aquellas reglas básicas que hemos expuesto:

  • Informarse sobre las reglas del espacio de intercambio
  • Prestar atención a la distribución del espacio y a la ubicación de las personas
  • Empezar siempre por el contacto visual
  • Evitar por todos los medios el acoso involuntario motivado por el desespero
  • Siempre pedir autorización, nunca violentar la situación
  • Tener suficiente tacto al reconocer un no, en cualquier modalidad verbal o no verbal.
  • No debes olvidar nunca, que NO es NO

No olvides que estos espacios están diseñados para el placer, el buen ambiente y el respeto. Antes de involucrarte en este tipo de experiencia, asegúrate de tener claridad en cuanto al protocolo a seguir, pues no querrás sabotear tu propia experiencia.

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *